Comprar entradas Planea tu visita

Historia de fumar

El placer de fumar

El museo presenta una amplia colección con excepcionales pinturas, grabados, dibujos y fotografías de gente fumando: hombres y mujeres, desde recién cumplidos los veinte años hasta los ochenta, de todos los niveles sociales.

Al modo de Adriaen Brouwer, Los Fumadores, siglo XIX. Grabado.

Al modo de Adriaen Brouwer, Los Fumadores, siglo XIX. Grabado.

Historia de fumar

El cannabis se fumaba usando pipas

No se sabe con exactitud cuándo se comenzó a fumar cannabis con fines recreativos, pero se pueden encontrar indicios de este uso por todo el mundo. Con frecuencia, el cannabis se fumaba usando pipas, simplemente como una herramienta para poder quemar marihuana o hachís e inhalar así el humo de forma más eficaz.

Las pipas más antiguas que se conocen se encontraron en un cementerio de Laos. Tienen unos 3000 años de antigüedad y lo más probable es que se utilizaran para fumar cannabis. En el sur y el oeste de África, la marihuana se quemaba en pequeños hoyos cubiertos y, a continuación, el humo se inhalaba a través de cañas de madera desde estas «pipas terráqueas».

Hookah

La hookah, también conocida como cachimba o narguile, tiene fama mundial. Estas elegantes pipas provienen originariamente de Persia (Irán en la actualidad) y se utilizaron muy ampliamente a partir de principios del siglo XVII en Asia Meridional y en Oriente Medio. La hookah o cachimba se reconoce por una cacerola central, en la que se coloca el cannabis y encima el carbón o carbón vegetal caliente, y una o más mangueras flexibles por las que se respira el humo. El humo se enfría al ser filtrado en un recipiente con agua.

Sebsi

Por otro lado, en Marruecos, el quif o kif -mezcla de dos tercios de cannabis y un tercio de tabaco- se fuma tradicionalmente en sesbi, una pipa larga y delgada con un mango de madera y una cazoleta de arcilla. Gracias al largo mango, el humo se enfría antes de inhalarse. 

¿Por qué se fuma cannabis?

Cada variedad de cannabis puede provocar sensaciones diferentes en el cuerpo humano; puede tener efectos calmantes y relajantes, pero también estimulantes e incluso psicodélicos. La experiencia es diferente para cada persona, al igual que la potencia del efecto. Con frecuencia se observan alteraciones temporales en la percepción o patrones de pensamiento inesperados. Se dejan de lado las ideas fijas y es posible pensar de manera más libre, lo que puede llevar a nuevas ideas o puntos de vista. Por estas razones, el cannabis goza ya de una larga tradición como fuente de inspiración y estimulante.

Colección del museo

En el siglo diecisiete se extendió por toda Europa el uso de las pipas para fumar tabaco y cáñamo. El museo contiene algunos cientos de pipas, de entre las cuales las más bonitas se representan en Ámsterdam y en Barcelona. Se pueden observar pipas africanas decoradas y pipas típicas holandesas de piedra caliza blanca de los siglos de oro. Sencillas pipas asiáticas junto a hookahs, los elegantes narguiles del Este.

Collection Items

Check out these collection items

Hazte amigo

Newsletter del museo

Regístrate en nuestra newsletter y sé el primero en recibir información sobre las novedades y eventos del museo.