El cáñamo en Rusia

Esta postal de 1889 de la empresa neoyorquina Arbuckle’s Coffee, dedicada al tueste de café, es parte de una serie de cincuenta postales que ilustran características únicas de varios países del mundo. Esta colección de postales del Imperio Ruso no sólo muestra el Palacio de Invierno del Zar en San Petersburgo (El Hermitage), sino también el cultivo de cáñamo y lino.

El mayor productor de cáñamo del mundo

Desde el siglo XVIII, Rusia era el mayor productor de cáñamo del mundo. Alrededor de 1740, el país produjo por lo menos el ochenta por ciento del cáñamo utilizado en Europa para las velas, la cuerda, las redes, etc. El cáñamo de alta calidad era el artículo de exportación número uno del país; más importante que la piel, la madera o el hierro. En la segunda mitad del siglo XVIII, Gran Bretaña importó el noventa por ciento de su cáñamo de Rusia. La flota británica dependía casi totalmente del cáñamo ruso. Esto fue motivo suficiente para que Napoleón iniciara una guerra por el cáñamo.

Una guerra por el cáñamo

Napoleón y el Zar Alejandro I firmaron el Tratado de Paz de Tilsit en 1807. Una de las condiciones era que Rusia no comerciara más con Gran Bretaña, archienemiga de Napoleón. El Emperador Francés esperaba que la escasez de cáñamo ruso debilitara a la flota británica (y la economía). En 1811, Rusia reanudó el comercio con Gran Bretaña. Napoleón protestó, pero no obtuvo una reacción del Zar. Entonces Napoleón formó un ejército de 680.000 hombres y el 24 de junio de 1812 inició la marcha sobre Moscú para, entre otras cosas, ganar el control sobre la producción de cáñamo ruso. La campaña fue un completo desastre y significó el principio del fin para Napoleón.

Después de la revolución rusa

El país era todavía el productor de cáñamo más grande del mundo después de la revolución rusa de 1917. Las áreas de producción más importantes estaban situadas en la Ucrania actual y la Rusia Blanca. En 1931 se estableció una institución especial en Glukhov (Ucrania) para el desarrollo de nuevos cultivos de cáñamo. En los años setenta desarrollaron con éxito fibra de mejor calidad, un mayor rendimiento por hectárea y un menor nivel de THC.

2,5 millones de hectáreas de cáñamo silvestre

Después de la caída de la Unión Soviética, el cultivo de cáñamo disminuyó significativamente. Una de las últimas fábricas de cáñamo rusas se encuentra en Bolkhov. Tiempo atrás había dieciséis. Sin embargo, según una estimación aproximada, hay alrededor de 2,5 millones de hectáreas de cáñamo silvestre creciendo en el extremo oriental de Rusia y alrededor del Mar Negro.

Share: 
Facebook icon
Twitter icon
Pinterest icon
On display here: 

Cáñamo industrial o, simplemente, cáñamo son los nombres más comúnmente conocidos de una variedad de cannabis que produce fibras y contiene menos de un 0.2% de THC y no produce ningún efecto psicoactivo, fumado o por ingestión, aunque se trate de la misma planta: Cannabis sativa L.