Cáñamo para la navegación

Ocupando un segundo lugar después de la madera, el cáñamo era el material más usado en la construcción naval. Ninguna otra fibra natural puede resistir de igual manera la fuerza del océano abierto y el desgaste del agua salada. 

Gracias al cáñamo los barcos podían flotar

El cáñamo se usaba en velas, aparejos y todo tipo de cuerdas de uso marino. Asimismo, el cáñamo se trataba con alquitrán y se utilizaba para cerrar las juntas entre las tablas del casco, impermeabilizando así el navío. Este procedimiento se conoce con el nombre de calafateado. Tampoco era infrecuente que la ropa de los marineros estuviese elaborada de fibra de cáñamo, mientras que el capitán usaba un diario de navegación de papel de cáñamo. Por otro lado, en la cubierta inferior, los miembros de la tripulación podían leer sus Biblias (impresas en papel de cáñamo) a la luz de lámparas de aceite de cáñamo. Para poder sobrevivir en caso de naufragio, asegurándose de contar con suficientes provisiones a bordo, cada barco llevaba toneladas de semillas de cáñamo en su bodega. 

Una potencia económica

La navegación fue uno de los factores que contribuyeron al gran poder económico de los Países Bajos en el siglo XVII. Sin el cáñamo, el Siglo de Oro holandés jamás hubiese existido.

Detalle de un paisaje de Herman Safteven (se puede ver en Barcelona), con trabajadores que reparan un barco y lo impermeabilizan con fibras de cáñamo.

Share: 
Facebook icon
Twitter icon
Pinterest icon
On display here: 

Cáñamo industrial o, simplemente, cáñamo son los nombres más comúnmente conocidos de una variedad de cannabis que produce fibras y contiene menos de un 0.2% de THC y no produce ningún efecto psicoactivo, fumado o por ingestión, aunque se trate de la misma planta: Cannabis sativa L.

La fibra de cáñamo es una de las fibras más duraderas, resistentes y suaves del mundo de las plantas, y hace siglos que los seres humanos descubrieron cómo fabricar hilo, cuerda y tejidos con ella.