Comprar entradas Planea tu visita

Cáñamo para la navegación

El cáñamo se usaba en velas, aparejos y todo tipo de cuerdas de uso marino. Ocupando un segundo lugar después de la madera, el cáñamo era el material más usado en la construcción naval.

Asimismo, el cáñamo se trataba con alquitrán y se utilizaba para cerrar las juntas entre las tablas del casco, impermeabilizando así el navío. Ninguna otra fibra natural puede resistir de igual manera la fuerza del océano abierto y el desgaste del agua salada.

Willem van de Velde

Cáñamo para la navegación

Gracias al cáñamo los barcos podían flotar

Ocupando un segundo lugar después de la madera, el cáñamo era el material más usado en la construcción naval. Ninguna otra fibra natural puede resistir de igual manera la fuerza del océano abierto y el desgaste del agua salada. 

El cáñamo se usaba en velas, aparejos y todo tipo de cuerdas de uso marino. Asimismo, el cáñamo se trataba con alquitrán y se utilizaba para cerrar las juntas entre las tablas del casco, impermeabilizando así el navío. Este procedimiento se conoce con el nombre de calafateado. Tampoco era infrecuente que la ropa de los marineros estuviese elaborada de fibra de cáñamo, mientras que el capitán usaba un diario de navegación de papel de cáñamo. Por otro lado, en la cubierta inferior, los miembros de la tripulación podían leer sus Biblias (impresas en papel de cáñamo) a la luz de lámparas de aceite de cáñamo. Para poder sobrevivir en caso de naufragio, asegurándose de contar con suficientes provisiones a bordo, cada barco llevaba toneladas de semillas de cáñamo en su bodega. 

Una potencia económica

La navegación fue uno de los factores que contribuyeron al gran poder económico de los Países Bajos en el siglo XVII. Sin el cáñamo, el Siglo de Oro holandés jamás hubiese existido.

Mira la colección

Piezas destacadas de la colección

Hazte amigo

Newsletter del museo

Regístrate en nuestra newsletter y sé el primero en recibir información sobre las novedades y eventos del museo.