Cannabis para curar los callos

En 1911, los lectores de la columna "Sus preguntas de belleza contestadas" en el Seattle Daily Times recibieron una respuesta muy específica sobre cómo curar los callos: "Hacer un ungüento de extracto de cannabis, sal de cocina y colodión. Aplicar el ungüento una o dos veces al día y raspar toda la piel superficial al cabo de tres o cuatro días.”

Propiedades antibacterianas

A principios del siglo XX, no era necesario hacer tu propio ungüento de cannabis con tus propias plantas. Los farmacéuticos vendían parches para callos con cannabis como uno de los ingredientes principales. El cannabis tenía propiedades antibacterianas, pero también era un colorante muy bueno y barato y que tenía una razón de ser especial. Los productos farmacéuticos eran a menudo verdes porque la gente pensaba que las medicinas de ese color ayudaban más.

La Ley de Tasación de la Marihuana

En los Estados Unidos, la Ley de Tasación de la Marihuana (Marihuana Tax Act) fue aprobada en 1937. Gravó, con fuertes impuestos para la época, la posesión de cannabis. Un dólar por onza para uso medicinal. Si no se pagaba, la multa era de un máximo de dos mil dólares y una pena de cinco años de prisión. Los farmacéuticos, además, debían solicitar una licencia especial para vender medicamentos con cannabis. No muchos farmacéuticos lo hicieron.

En 1942 finalizó oficialmente la producción de parches para callos con cannabis, ya que la receta (ácido salicílico, extracto de cannabis líquido, alcohol y colodión) fue prohibida por la Farmacopea de Estados Unidos (USP en sus siglas en inglés). El cannabis se añadió a la lista de venenos y la investigación sobre el cannabis como medicamento cesó por completo.

En nuestros museos

El histórico uso medicinal del cannabis se ilustra en nuestros museos de Ámsterdam y Barcelona con la ayuda de diversos objetos, entre los que se encuentran botellas de medicamento originales, instrumental farmacéutico y estos parches para callos de la marca Fairyfoot de la Foot Remedy Company de Chicago.

Share: 
Facebook icon
Twitter icon
Pinterest icon
On display here: 

Todas las grandes civilizaciones conocían las numerosas propiedades medicinales del cannabis, que puede tener efectos analgésicos, calmantes o estimulantes sobre el cuerpo humano.

Expuesto en Barcelona.

El cannabis ha sido utilizado como medicamento durante más de 5.000 años. Gracias a la investigación científica, cada año se sabe más acerca de los muchos usos terapéuticos.