Nuevo museo Barcelona

El 9 de mayo de 2012, el museo más grande del mundo dedicado al cannabis abrió sus puertas en Barcelona y lo celebró durante cuatro fantásticos días.

Los actos que se celebraron durante cuatro estupendos días de ambiente festivo marcaron la inauguración del museo más grande del mundo dedicado al cannabis en Barcelona, ​​España. El Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum es una filial del museo original, Hash Marihuana & Hemp Museum, situado en Ámsterdam.

El nuevo museo se encuentra ubicado en el famoso barrio gótico de Barcelona, ​​a poca distancia de la playa y del bulevar Las Ramblas. El director Ben Dronkers compró este maravilloso palacio del siglo XVI, el Palau Mornau, en 2001 y no reparó en gastos ni en molestias para convertirlo en un museo de nivel mundial. Su amplia colección dedicada al cannabis, formada por más de 6.500 piezas, finalmente, ha sido catalogada por profesionales y el Hash Marihuana & Hemp Museum original de Ámsterdam ha sido totalmente renovado y actualizado.

Vidriera en la fachada del edificio.

Cannabis Culture Awards de 2012 en Ámsterdam

La reapertura del Museo de Ámsterdam y la inauguración de Barcelona coincidieron con los Cannabis Culture Awards de 2012. En Ámsterdam, los premios fueron entregados por el ex primer ministro holandés, Dries van Agt, quien recibió el premio en 2009. Entre los ganadores se incluyen el veterano estadista noruego Thorvald Stoltenberg, padre del actual primer ministro y miembro de la Comisión Global de Políticas de Drogas, y el psiquiatra holandés y activista de la política de drogas Fredrick Polak. Por último, se entregó un premio al mítico Lester Grinspoon. Debido a su incapacidad para viajar, se proyectó una entrevista que le hizo Ben Dronkers, a través de Skype, en ambas ceremonias.

El Fundador de Virgin, Richard Branson

La ceremonia tuvo lugar el 9 de mayo en Barcelona, dos días antes de la inauguración oficial del museo. El evento estuvo marcado por la presencia del fundador de Virgin, Richard Branson, quien aceptó un premio en nombre de la Comisión Global de Políticas de Drogas. Las dos horas que el súper empresario británico pasó en el museo se convirtieron en una gran ofensiva mediática, una gran diferencia con la ceremonia de Ámsterdam, a la que asistieron sólo un puñado de periodistas. Branson se comprometió a pedir a la Comisión Global que emita una declaración firme, denunciando el rumbo represivo que ha tomado la política del cannabis holandesa, y afirmó que el cannabis legal podría resolver la crisis económica de España. Los otros dos ganadores de Barcelona fueron Todd McCormick y Fernanda de la Figuera, cultivadora española y activista cannábica desde 1973.

Después de la entrega de premios, la fiesta se prolongó durante cuatro días seguidos, con actos especiales para la prensa, los locales, los miembros de los Clubs Sociales de Cannabis españoles y para el público en general.

Texto © Derrick Bergman (G0NZ0 Media, VOC)

Share: 
Facebook icon
Twitter icon
Pinterest icon