Cáñamo nutritivo

Las semillas de cáñamo (cañamones) son uno de los tipos de grano más nutritivos de la Tierra.

Son ricas en proteína de alta calidad y muy bajos en grasas saturadas, y contienen todos los ácidos grasos esenciales necesarios para el ser humano. Lo más probable es que ingerir las semillas de la planta fuera la primera interacción de la humanidad con el cannabis, ya que los cazadores recolectores se inspiraban en los muchos pájaros y animales que también recogían las nutritivas semillas de cáñamo.

The Hash Marihuana & Hemp Museum expone una selección de alimentos y suplementos dietéticos actuales basados en el cáñamo. Los visitantes también pueden hojear libros sobre la nutrición y el cáñamo con información completa y recetas; todo el mundo, desde el cocinero de cannabis ocasional hasta el chef gourmet pueden encontrar nuevas y sanas ideas para la cocina. En la tienda de regalos del Museo se pueden adquirir libros de recetas.

Cabe destacar que las semillas de cáñamo y los productos nutricionales que se extraen de ellas no contienen sustancias psicoactivas (ya que son principalmente producidas en las flores de plantas femeninas maduras y porque las semillas de cáñamo comestibles siempre se toman del cáñamo industrial). Las semillas de cáñamo y los productos derivados de ellas pueden ser ingeridos y disfrutados por gente de todas las edades y estilos de vida, ¡y su principal efecto es una mejor salud! 

La semilla de cáñamo producida para consumo humano suele contener cerca de un 25% de proteínas, un 34% de hidratos de carbono y un 31% de grasa (mayoritariamente en forma de aceite de semilla de cáñamo), así como un elevado nivel de fibra alimentaria y todo un surtido de minerales y vitaminas beneficiosos. El cañamón pelado también constituye una alternativa sana y no alergénica a los frutos secos, ya que puede comerse crudo o en forma de mantequilla.

Share: 
Facebook icon
Twitter icon
Pinterest icon